Alergia a animales

Alergia a animales

Alrededor del 10% de la población sufre alergia a los animales y, en ocasiones, sufre de rinitis alérgica, asma u otras afecciones cutáneas u oculares.

En España el 40 % de los hogares cuentan con al menos una mascota. Hay cerca de 22 millones de animales domésticos censados (5 millones de perros, 3 millones de gatos, 14 millones de otros animales, incluidos canarios y otras aves, peces, pequeños mamíferos, anfibios y reptiles).

Y esto a pesar de que alrededor del 10% de la población es alérgica a los animales y, en ocasiones, sufre de rinitis alérgica, asma u otras afecciones cutáneas u oculares. Estas sensibilizaciones son más comunes en perros (7%), gatos (7%) y caballos (3,5%) y aumentan el riesgo de desarrollar alergia a cada animal.

Causas de la alergia a animales

En el caso de una alergia, el sistema inmunológico reacciona excesivamente a sustancias realmente inofensivas, los llamados alérgenos. Cuando estos alérgenos penetran en las vías respiratorias superiores, los pulmones, los ojos o la piel, desencadenan procesos inflamatorios que se manifiestan en forma de rinitis alérgica, conjuntivitis alérgica, asma o eccema atópico.

A menudo se supone erróneamente que las personas solo son alérgicas a la piel de los animales, razón por la cual la gente suele hablar de alergia al pelo de los animales. La alergia a los animales está causada por proteínas contenidas en las secreciones de sus glándulas sebáceas y salivares, y en sus excretas (orina), que quedan adheridas a la piel y caspa del animal. Estas se añaden también a las partículas de polvo y, por lo tanto, se distribuyen principalmente en interiores. La saliva de las mascotas se adhiere a las alfombras, los muebles y la ropa. Además, pueden aparecer síntomas cuando alguien es lamido por el animal o si lo toca después de que se haya estado lamiendo.

En los hogares donde se tienen gatos, la concentración de alérgenos de gatos en el polvo doméstico es unas 600 veces mayor que en los hogares sin gatos. Cuando se tienen perros, es aproximadamente el doble de alto. Además, los alérgenos de los gatos todavía se pueden detectar en el polvo de la casa años después de que el gato se haya mudado. E incluso en apartamentos sin gatos, los alérgenos están presentes en cantidades considerables.

Causas de la alergia a animales

Síntomas de la alergia a los animales

Síntomas nasales

  • Resfriado alérgico (rinitis)
  • Nariz tapada o que moquea

Síntomas en los ojos

  • Conjuntivitis alérgica
  • Picor
  • Ojos rojos

Síntomas pulmonares

  • Asma alérgica
  • Ataques de tos
  • Dificultad para respirar

Síntomas de la piel

  • Neurodermatitis (eccema atópico)
  • Picor, sarpullido rojo
  • Urticaria (urticaria, enrojecimiento de la piel)

Síntomas circulatorios

  • Reacciones anafilácticas (problemas circulatorios agudos hasta shock alérgico)

Tratamiento de la alergia a los animales

La sensibilización a los alérgenos animales se considera un factor de riesgo importante para el desarrollo de asma y rinitis alérgica. Si existe alergia al pelo de animales, la medida de elección evitará el contacto con los alérgenos.

Sin embargo, la curación completa no siempre es posible debido a la amplia distribución de alérgenos. Por lo tanto, los síntomas agudos generalmente se alivian con medicamentos como antihistamínicos o aerosoles nasales que contienen cortisona. Suprimen la reacción alérgica del cuerpo, que conduce a los síntomas típicos de la alergia a la caspa animal.

Si desea tratar su alergia a largo plazo, puede recurrir a la hiposensibilización (inmunoterapia específica con alérgenos o vacuna para la alergia). Se administran dosis cada vez más alta del alérgeno a la persona afectada durante un cierto período de tiempo para que el cuerpo desarrolle una tolerancia. La inmunoterapia específica con alérgenos (también llamada vacuna para la alergia) suele llevarse a cabo durante tres años

Tratamiento de la alergia a los animales

Otros tipos de alergia:

Alergia al veneno de insectos
Alergia al moho
Alergia a alimentos
Alergia cruzada
Alergia a los ácaros
Alergia de contacto
Alergia al polen